Universidad Michoacana, ¿un oso domado?

15

Esfera Pública

Por Christián Gutiérrez

Este lunes 7 de septiembre, arranca actividades académicas virtuales, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y por increíble que me parezca, no aparecen en mi radar conflictos a la vista. Y digo que me parece algo inverosímil, porque los problemas que enfrenta la Universidad suelen repetirse año tras año, provocando diversas crisis públicas; por ejemplo:

a) Para estas fechas, algunos sindicatos suelen ser beligerantes, tienden a presionar por recursos y paralizar a la Universidad.

b) El movimiento de aspirantes rechazados suele aparecer en estos meses, trabar las cosas y dilatar el inicio de los procesos académicos.

c) La crisis económica de la Universidad, comienza a asomar la cabeza por estas fechas.

De estos tres conflictos “clásicos,” no aprecio ninguno con claridad, por fortuna. La UMSNH tiene un universo de 60 mil personas entre estudiantes, profesores y trabajadores, y ante este universo impresionante, vale la pena seguir avanzando en camino menos fracturado.

Un amigo, miembro de uno de los sindicatos de trabajadores de la Universidad, me comentó que “hubo más de 6 mil aspirantes que realizaron examen para ir a las carreras de mayor demanda: Medicina, Nutrición Humana, Enfermería, Médico Cirujano Dentista, Veterinaria y Comunicación”. Seis mil personas con expectativas y humores volubles, se antojaba un foco en color ámbar que pudo convertirse en rojo en cualquier momento, pero no sucedió; sumando además, el cansancio social provocado por la Pandemia Covid-19.

Un dato más que me comentaron: “De este universo de 6 mil personas, el 63 por ciento han sido mujeres y el 37 por ciento hombres”. Esto le suma relevancia al fenómeno considerando la fuerza, la necesidad y el deseo que están proyectando las mujeres que viven en Michoacán y el rol que juegan en los acontecimientos políticos de la entidad.

¿El ser más mujeres las aspirantes, facilitó el no estallamiento de movimiento de aspirantes rechazados?, ¿la Pandemia Covid-19 desinfló cualquier posibilidad de conflicto con los jóvenes que deseaban estudiar en la UMSNH y no lograron un lugar?.

No lo sé, pero puedo plantear esto como dos hipótesis que tendrían que investigarse. De hecho, me parece que vale la pena motivar el debate público para reflexionar que está pasando actualmente en la Universidad.
Sin duda, este Rector es diferente a los anteriores que recuerdo. Raúl Cárdenas, como Rector, es menos protagonista. Habrá a quienes guste este perfil y a quienes no. Eso no es relevante. Con la Universidad Michoacana de San Nicolas de Hidalgo, se debe ser eficaz.

Siempre lo digo así: el Rector de la Universidad es un actor político importante, es de la clase política gobernante de Michoacán y es necesario que gobierne bien, el tiempo que le toca ser Rector.

La UMSNH parece un oso domado por el momento y nos conviene que se quede así. Se aprecia gobernabilidad y calma, y eso es lo que necesita Michoacán.

  • El autor es consultor, estudia la maestría en Comunicación, tiene estudios de doctorado en Política, de maestría en Neuromarketing, de maestría en Ciencia Política y de licenciatura en Derecho.
    WhatsApp 4433-181742

Comenta

Suscríbete a nuestro boletín