Clientelismo, lo que busca el Estado mexicano en sus indígenas: Antropólogo

0

Melissa García – Morelia, Michoacán

El rezago y la falta de atención a las demandas históricas de la población indígena lo único que genera es clientelismo político, consideró Jorge Amos Martínez Ayala, doctor en Antropología, quien evaluó que el Gobierno de México no tiene una estrategia viable para este importante sector poblacional que se traduzca en bienestar social.

En el marco del Día Internacional de las Poblaciones Indígenas, Martínez Ayala conversó con Primera Plana Noticias, y resaltó que la deuda social, económica y de desarrollo con los pueblos originarios, sin duda alguna, persiste en la actualidad.

“La población indígena en el estado tiene diferentes grados de marginación, ya que los índices más bajos de desarrollo, de acceso a la educación, a la salud, a la infraestructura de vivienda, agua potable, electricidad y teléfono se encuentran invariablemente en los sectores con origen indígena”, señaló.

Indicó que este rezago, sobre todo en época electoral, es capitalizado por líderes étnicos que se aprovechan justamente de esas necesidades para tener clientes y base política, y es cuando los reclamos se notan y se visibiliza con mayor ahínco, sin embargo a pesar de las políticas públicas que ha implementado el Estado Mexicano desde hace más de ocho décadas, éstas no han sido efectivas ni eficientes.

Martínez Ayala consideró que tras la pérdida del lenguaje o los desplazamientos forzados a las grandes ciudades la marginación indígena no se elimina, sino que sólo se traslada de una lugar a otro, haciéndose más profundo el rezago, ya que a pesar de que emergen comunidades enteras en las ciudades, los indígenas siguen siendo segregados, ya que no pueden accesar a los programas sociales que pudieran beneficiarlos, pues al no vivir en sus lugares de origen los dejan fuera, por el diseño de la población beneficiaria de estas estrategias, que parten de variables territoriales que no toman en cuenta la situación real de los ciudadanos.

Por todas estas razones el especialista académico coincidió con la opinión de los integrantes del Consejo Supremo Indígena de Michoacán, respecto que en este Día Internacional de las Poblaciones Indígenas no hay mucho que celebrar en México, pero llamó a utilizar la fecha para, como suele suceder con este tipo de conmemoraciones, hacer una reflexión y ver cómo vamos, qué falta y qué se ha dejado de hacer.

Comenta

Suscríbete a nuestro boletín