Mueren 4 veces más mexicanos por COVID-19 que personas en el mundo

2

EL OJO AVIZOR

Por Antonio Rojas Ávila

Mientras la epidemia de COVID-19 llega a nuevos puntos récord insospechados, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha decretado que la comparación de muertos por infección de SARS-CoV-2 entre países es inmoral, aunque lo que no dejó de repetir es que estos cálculos deben hacerse teniendo en cuenta la población de cada nación. Por tanto, es oportuno darse el tiempo para este ejercicio.

Utilizaremos los datos poblacionales oficialmente reportados (entre 2018 y 2020) para cada país con más de medio millón de habitantes que se encuentra por encima de la media mundial de defunciones, en proporción al tamaño de su población; y para poder comparar cómo ciudadanos y gobiernos han gestionado la crisis completaremos el grupo con China, el primer lugar donde se reportó casos de COVID-19 en el mundo y, por tanto, donde mayor tiempo ha permanecido la pandemia; con Japón, el país más cercano a México en cuanto a tamaño de poblacional, y con la India, por ser el tercer Estado con más contagios en el mundo y el segundo más poblado.

El siguiente cuadro se elaboró con cifras del Centro para los Sistemas de Ciencia e Ingeniería de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, actualizadas hasta el domingo 2 de agosto a las 17:30 horas, y al ordenar los países según la cantidad de fallecidos respecto de su población, se convierte en el ranking mundial definitivo sobre la gravedad del avance de la pandemia, tomando en cuenta que en algunos países los datos oficiales son mucho menos confiables que en otros, pero concibiendo que la contabilidad de los muertos, mal que bien, debe acercarse más a la realidad:

Son en total 39 de 194 países del mundo (el 20%) los que inflan las cifras de la pandemia por su mala gestión sanitaria, con cifras hasta cientos de veces más elevadas de los que hicieron un manejo destacado de la crisis. En esta lista negra se encuentra México, en el 12º lugar con las cifras actuales, que están pendientes de corregir por la Secretaría de Salud federal, que admitió que tiene una grave subestimación de las muertes por contagio del coronavirus, y que éstas podrían llegar al triple después de la nueva estimación, en la que participa el Inegi y la Organización Panamericana de la Salud.

Lo que primero salta a la vista, es que México se encuentra muy por encima del promedio mundial, que es de 88 fallecidos por cada millón de personas, mientras que en nuestro país son 376, lo que quiere decir que aquí mueren más de cuatro veces (4.27) las personas que por COVID-19 fallecen en la población mundial, lo que pone en serio cuestionamiento la gestión que se está realizando de la pandemia a nivel nacional.

Sorprendentemente, estas cifras revelan que son los principales países europeos los que peor manejo han hecho de la crisis en general, aunque hay que tomar en cuenta que sus decesos sucedieron en un inicio, y que después de corregir sus errores, han disminuido enormemente tanto los contagios como los fallecimientos.

A nivel continental, México es entonces el 5º peor país de América, después de Chile, Estados Unidos, Brasil y Perú, por lo que quedaría en 4º lugar en América Latina, al menos sobre las cifras actuales.

Dentro de esta tabla del deshonor, puede compararse la situación mexicana con la de Rusia, que tiene un tamaño poblacional similar. La potencia euroasiática reporta 14 mil 104 fallecidos, a pesar de superar a México en población, contra los 47 mil 472 que lleva la cuenta oficial en México. Esto lleva a un índice de fallecimientos de 376 por millón, frente al 98 de Rusia, lo que implica que el manejo de la pandemia en México ha sido casi cuatro veces peor (3.84), ya eliminando la variable poblacional.

Y para tener idea de la cantidad real de contagios que hay en México, mientras Rusia transparenta tener casi 850 mil contagiados, lo que lo pone en este rubro en el cuarto peor lugar del planeta, México sólo reporta la mitad, a pesar de tener el cuádruple de muertos.

Pero sin duda la comparación más precisa que se puede hacer con nuestro país es con Japón, ya que la diferencia entre sus poblaciones es solamente de alrededor de 300 mil habitantes, con grandes ventajas para México en lo que se refiere a la pandemia, ya que esas mismas personas aquí se distribuyen en mil 973 millones de kilómetros cuadrados, mientras que los japoneses sólo cuentan con 377 mil 915, es decir, con más de cinco veces menos espacio para aislarse y conservar la sana distancia.

Así, mientras durante la pandemia han muerto mil 13 japoneses, en este lado del mundo han fallecido 47 mil 472 mexicanos, lo que nos lleva a un índice de 8 muertos por millón en Japón contra uno de 376 en México, lo que significa que aquí el COVID-19 ha matado 47 veces más personas que allá.

Y en cuanto a contagios, el casi medio millón de México supera en 11 veces a los de Japón, y eso contando con que aquí se cuentan sólo los pacientes graves, y el gobierno japonés a todos los sintomáticos y asintomáticos que puede mediante millones de pruebas al mes.

Finalmente, en una comparación que todos los países deberían hacer, China, con sus millón 393 mil habitantes, solamente llega a 3.4 defunciones por cada millón, una cifra que multiplica más de 26 veces (26.35) al promedio mundial, y con el doble de tiempo expuesta al virus que casi todos los demás países.

En comparación con China, nuestro país tiene más de 112 veces más muertos (112.25), ponderando sus poblaciones, e incluso en números totales México tiene 10 veces más fallecidos, a pesar de no contar más que con el 9% de los habitantes que tiene gigante asiático.

#LasCosasComoSon

Si el error que admitió el subsecretario López Gatell hace un par de semanas en el conteo de defunciones por COVID-19 es, como dijo, del 66.6%, es decir que hay el triple de muertes en México de lo que se reporta, seríamos, de lejos, el peor país en el mundo, con mil 128 muertes por millón.

Hasta que se aclaren estos números, aunque el Gobierno de México no ha vuelto a decir una palabra sobre el asunto, podemos consolarnos pensando que somos el 12º país más afectado en el mundo por la pandemia, cuatro veces peor que el promedio mundial, pero esto es en el mejor de los casos, ya que una cifra más alta podría revelar algo escalofriante, siendo dudoso que los países más arriba que México, con excepción tal vez de Perú y Brasil, hayan cometido errores similares a la hora de contar fallecidos.

Mientras tanto, al presidente AMLO le dejamos la comparación que buscaba: el país más similar a México en población, Japón, tiene 47 veces menos muertos por COVID-19; es decir que si fuéramos japoneses nos hubiéramos ahorrado la muerte de 46 mil 459 mamás, papás, hermanos o amigos.


El autor es maestro y doctorante en Políticas Públicas, dedicado a la investigación social para el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Comenta

Suscríbete a nuestro boletín