Más de 350 estudiantes reciben taller sobre uso adecuado de redes sociales

0

Morelia, Michoacán

Con el objetivo de prevenir y detener conductas delictivas que pongan en peligro la seguridad e integridad de los jóvenes en Michoacán, este martes, la Fiscalía General del Estado de Michoacán (FGE), impartió una plática sobre el uso incorrecto del internet y las redes sociales, a 350 estudiantes de secundaria.

A través de la Agencia de Inteligencia Criminal (AIC), personal de la institución, llevaron a las instalaciones de la Escuela Secundaria Federal N° 4 “J. Guadalupe Salto”, de la capital michoacana, la charla, y con ello explicaron la importancia que conlleva hacer mal uso del internet y las redes sociales, y a su vez, las consecuencias, por lo que resaltaron la prevención de utilizarlas de manera responsable.

En voz de las ponentes, Lucero Jahel Cruz Andrade, subdirectora de Investigación de la AIC, y la licenciada en psicología Lizbeth Buenavista Roa, dieron a conocer cada una de las características de las conductas de riesgo y delitos que se cometen principalmente en redes sociales y cómo personas desconocidas hacen uso de ellas para perjudicar a la ciudadanía.

Señalaron al alumnado, cómo el internet es una herramienta a través de la cual se puede acceder a contenido de mucha calidad, pero que a su vez requiere de precaución para evitar riesgos que puedan derivar en prácticas nocivas para las y los usuarios, ya que en la vida virtual no hay quien los cuide, por lo que deben de hacerlo ellos mismos, y asimismo respetarse.

Entre las conductas delictivas que suelen ser detectadas en las redes sociales, detallaron el sexting, grooming, ciberbullyng, ciberacoso, robo de identidad, fraude cibernético, pornografía infantil, uso excesivo de las tecnologías, la trata de personas y la ciberextorsión, así como las implicaciones legales que esto acarrea.

Invitaron al estudiantado a que sean más conscientes del uso que les dan a sus redes sociales y al internet, ya que la mayoría de los jóvenes menores de edad invierten de su tiempo de siete a ocho horas diarias en las diferentes plataformas, ya sea por medio teléfonos celulares, tabletas o computadoras.

Por último, las y los participantes compartieron experiencias que vivieron con relación de algunas de las conductas, además de compartir la importancia que tiene el saber qué se debe hacer al estar involucrado o ser víctima y con ello compartirlo con sus padres y familiares.

Comenta

Suscríbete a nuestro boletín