López Obrador promete seguridad a Evo Morales, ¿a los mexicanos cuándo?

3

OPINIÓN

David Cortés Mendoza

Lo que una vez tanto lastimó a un país hoy en nuestro México bizarro gobernado por la 4ª deformación, se aplaude. Es inconcebible que cada día la transformación de 4ª nos siga sorprendiendo con temas que más allá de ayudar a nuestro país, lo siguen hundiendo.

Tristemente, nuestro país es uno de los cuatro que avalaron el fraude electoral realizado en las pasadas elecciones en Bolivia; en cuestiones de horas salieron a felicitar a un dictador reelecto por él mismo, cuando al típico estilo bartlettiano se fraguó el fraude electoral. Lo más triste, es que no fue la primera vez.

La primera vez que se eligió legítimamente Evo Morales en 2006 su Constitución era clara: solamente podía reelegirse por dos mandatos, sin embargo le valió y modificó el Sistema Judicial para un tercer término. El pueblo bueno y sabio, no dijo nada.

Ya con un tercer mandato, Evo celebró un referéndum, el cual perdió y aún así se escudó en el argumento de que si no se podía reelegir atentaban contra sus derechos humanos, pues en la nueva modificación constitucional éste apenas iba por un segundo mandato, aunque todos sabían que ya era el cuarto. El pueblo bueno y sabio empezó a despertar.

El 20 de octubre Evo se roba las elecciones al claro estilo Bartlett, pues a las 8:00 de la noche el tribunal dejó de mostrar los resultados donde Evo estaba perdiendo la primera vuelta. Sorpresa se llevó el pueblo bueno y sabio cuando 23 horas después, el sistema “regresa milagrosamente” y ahora Evo era de nueva cuenta un ganador. El pueblo bueno y sabio se cansó y se levantó.

La 4ª deformación ante las elecciones en Venezuela argumentó que, con fundamento en la Doctrina Estrada, no emitiría ningún comentario ni pronunciamiento pues respetaba a Venezuela, pero cuando Bolivia más allá de un golpe de Estado realiza una restauración legítima del Estado, la 4ª deformación encabezada por López Obrador le envía hasta jet de la FAM para proteger a uno de los suyos, pues recordemos que Morena pertenece al Foro de Sao Paulo, y entre dictadores se entienden y se defienden.

Hoy en día nos volvemos la burla internacional, pues hasta 14 escoltas le pusimos con nuestros impuestos a López Obrador. Nos volvemos foco rojo internacional al traer a México a un enemigo de Estados Unidos que hoy varios aplauden, pero el día de mañana cuando estas decisiones afecten el T-MEC a ver si les causa la misma gracia. Nos volvemos una burla internacional, pues desde nuestros impuestos vamos a tener que mantener a un dictador que, hoy en día, López Obrador lo tiene paseando en todo México cual rockstar, como si hubiera ganado un Premio Nobel de la Paz o hubiera convertido a su país en punta de lanza a nivel Iberoamérica.

Una vez más volvemos a ser la burla internacional, pues hay quienes dicen que la diplomacia con AMLO resurgió, pero qué triste es decir que mantener en tu país a un dictador es señal de diplomacia, cuando a cumbres tan importantes como la del G20 no les hacen caso ni les prestan importancia.

David Cortés es diputado por el PAN en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado de Michoacán. Es abogado y tiene estudios de maestría en Procuración y Administración de Justicia.

Comenta

Suscríbete a nuestro boletín