C5i, el cerebro de la seguridad en Michoacán

5

Zona Cero

Por Eva E. Arreola

El Centro Estatal de Comando, Comunicaciones, Cómputo, Control, Coordinación e Inteligencia, mejor conocido como C5-i, está destinado a convertirse en el cerebro de operaciones en materia de seguridad en el estado.

Este complejo permitirá monitorear, en tiempo real, más de 6 mil cámaras de videovigilancia en todas las regiones de la entidad y atender los reportes de delitos y emergencias registradas en el 911.

Brindará, también, servicios de logística y coordinación que permitan la atención de incidentes de seguridad pública de alto impacto o relevantes en los municipios, además de ser el enlace directo con las instituciones de seguridad de los tres niveles de gobierno.

De la ficha técnica de este complejo, se desprende que tendrá conexión a través de más de 300 kilómetros de fibra óptica, enlazados a los ocho cuarteles regionales y 55 arcos instalados en puntos carreteros estratégicos para detectar imágenes y números de placas.

Dentro del complejo destacan tres video Wall (paredes), una de ellas con el mapa operativo estatal y las otras dos que monitorearán las más de 6 mil videocámaras -de 10 mil proyectadas- que están instaladas en todo el territorio estatal, así como los arcos de vigilancia carretera.

Este monstruo de la tecnología en materia de seguridad pública, tiene enlace con 11 subcentros de inteligencia, distribuidos en el Estado, lo que incrementa la capacidad de respuesta para contestaciones ministeriales y judiciales de 600 solicitudes que, en promedio, se reciben mensualmente sobre registros de video y voz. 

Con estas instalaciones se incrementa de 25 a 82 las estaciones de trabajo, donde operarán monitoristas y despachadores. Del personal que estará a cargo de la operación, el 53 por ciento son mujeres.

Habrá, además, módulo de atención médica vía telefónica, con doctores y paramédicos de la Secretaría de Salud. El 53% del personal son mujeres.

Con esto, hoy Michoacán se pone a la vanguardia en temas de comunicaciones e inteligencia, para combatir a un enemigo también poderoso, complejo y escurridizo, como lo es la inseguridad y la violencia.

No basta con sólo confrontar cuerpo a cuerpo a las células delictivas; se les debe atacar con tecnología y coordinación de los tres niveles de gobierno. Y en este objetivo, el C5i promete ser un arma de alto alcance, calibre y precisión.

Comenta

Suscríbete a nuestro boletín