0

Elogioso con su amigo Meade hasta el extremo de la exageración, el canciller Luis Videgaray nos hizo recordar ayer al viejo Fidel Velázquez cuando “destapaba al tapado” . Sí, como lo oyen: el viejo PRI se enseñorea y se pone sus peores ropas. ¡Qué horror!

Comenta

Suscríbete a nuestro boletín