0

Rojo del coraje, el senador priísta Emilio Gamboa no hilaba ideas ayer. Balbuceó una barbaridad: hay que votar en secreto si se va Nieto o se queda; si transparentamos el voto y se le restituye, los que voten en contra pueden ser víctimas de su venganza. ¡Quihubole!

Comenta

Suscríbete a nuestro boletín