ENTREMÉS

Curioso país: en las elites consultan, debaten, analizan, discuten, proponen, se aplauden “grandes ideas” y se dan golpes de pecho. Una y otra vez, al revés y al derecho. Para el ritual les encanta el tema de la inseguridad. En las calles, el México real es implacable, muy lejano de las elites.

Noticias relacionadas