FOTO: Reuters

Peña Nieto recibió soborno de 100 mdd, asegura testigo en juicio contra ‘El Chapo’

Nueva York, EU – El Universal

Un narco colombiano testifica hoy que Joaquín “El Chapo” Guzmán pagó un soborno de 100 millones de dólares al expresidente mexicano Enrique Peña Nieto.

Alex Cifuentes, quien ha dicho que por años fue un asociado cercano a Guzmán, discutió el supuesto soborno en el interrogatorio de uno de los abogados de Guzmán en una corte federal de Brooklyn.

Cuando se le preguntó si había dicho a las autoridades en 2016 que Guzmán había arreglado el pago del soborno, respondió: “Así es”

Esta no es la primera vez que mencionan al ex presidente Enrique Peña Nieto en el juicio del narcotraficante de Sinaloa.

En noviembre del año pasado, Jeffrey Lichtman, abogado de “El Chapo” Guzmán, dijo que el Cártel de Sinaloa habría hecho sobornos millonarios al presidente Enrique Peña Nieto y a su antecesor, Felipe Calderón.

Ante esto, el ex vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez Hernández, calificó como “falso” que el ex mandatario haya recibido dinero del Cártel de Sinaloa.

El envío de dinero lo hizo una mujer llamada Comadre María en Ciudad de México, señaló.

Alex Cifuentes habló sobre el supuesto soborno al expresidente mexicano durante su testimonio en el juicio de narcotráfico de Guzmán en la ciudad de Nueva York. Él comenzó a mencionar por primera vez los supuestos sobornos cuando comenzó a cooperar con las autoridades de Estados Unidos en 2016.

Al ser interrogado por el abogado de Guzmán, Cifuentes dijo que no estaba seguro de cuándo fue entregado el soborno.

Cifuentes, otrora mano derecha de “El Chapo” durante varios años, afirmó poco antes en el juicio que Guzmán intentó ofrecer 10 millones de dólares al “general de la nación” en México, quien supuestamente rechazó la oferta porque “odiaba mucho a Joaquín”. El intento de soborno ocurrió en enero de 2013 y no se dio el nombre del general.

Cifuentes dijo que Guzmán vio la oportunidad de sobornar al general cuando una empleada del cártel, Andrea Vélez Fernández, le dijo que tenía acceso al militar, descrito tan sólo por Cifuentes como “general de la nación”. Vélez era dueña de una agencia de modelos en Ciudad de México, dijo Cifuentes, y le presentaba las mujeres al general en fiestas privadas que ocurrían los miércoles.

El testigo explicó que Guzmán aprovechó para pedirle a Vélez que le ofreciera al general los 10 millones “para que lo dejara en paz”. Si el general aceptaba la oferta Guzmán se comprometía a pagarle un millón de dólares a Vélez. La empleada del cartel, sin embargo, no tuvo éxito. Cifuentes dijo que el general odiaba a Guzmán.
“El Chapo” se enojó, dijo Cifuentes, la llamó mentirosa y ordenó que la mataran.

Noticias relacionadas