Por el bien de Michoacán

En lo que fue la presentación del plan federal para rescatar, sanear, modernizar y hacer eficiente el Sector Salud en el país, se escucharon mensajes políticos por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador y del gobernador Silvano Aureoles Conejo que bien vale tener presentes para el futuro, recordarlos cuando sea necesario y esperar que cuajen en hechos y acuerdos por el bien de Michoacán.

Es deseable que lo dicho ayer en el edificio del Palacio Federal de Morelia, que será nueva sede administrativa del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), no se quede sólo en palabras y que, efectivamente, se cumplan los ambiciosos proyectos que, por ejemplo, en materia de salud y cobertura social este jueves se expusieron, tanto por el presidente como por el gobernador y el nuevo titular del IMSS, Germán Martínez Cázares.

El periodo de la competencia y el debate electoral ya pasó, debe superarse y todos unirse para atender la diversidad y pluralidad “con respeto mutuo”, apuntó el presidente López Obrador.

En lo que pareció un mensaje a la medida del entorno político michoacano, el titular del Ejecutivo federal añadió que “la reconciliación es la palabra clave, ya pasaron las elecciones y siempre lo digo: partido viene de una parte, gobierno es todo”.

Dijo que no le va a fallar a Michoacán y prometió venir frecuentemente a la entidad. Es de esperarse, pues, un buen trato. Michoacán merece que desde la Federación se le mire distinto ha como ha sido en los últimos 18 años.

En lo que toca al Sector Salud y su proyecto de federalizar los servicios, que ya empezó con ocho entidades del sureste, López Obrador indicó que a Michoacán tocará “muy pronto entrar a ese esquema. Nos vamos a poner de acuerdo con el gobernador para que se integre todo el sistema de salud y sobre todo que se mejore el servicio de salud”.

Lo mismo ocurrirá con la educación: “vamos a ir poco a poco poniéndonos de acuerdo para lograr la integración del sistema de educación”.

Por su parte, dijo Silvano Aureoles: “reconozco, señor presidente, su apertura para escuchar las inquietudes de los gobernadores respecto a los nuevos mecanismos de coordinación con la Federación, la estrategia de seguridad, el presupuesto federal, y particularmente, sobre dos temas estructurales, que preocupan a Michoacán: la salud y la educación”.

En ambos casos, consideró el gobernador, tenemos en puerta la oportunidad de construir “soluciones estructurales, de largo alcance y, sobre todo, fortalecer las capacidades del estado”.

No dudó Silvano: “le reitero mi completa voluntad para trabajar coordinadamente y de manera institucional con su gobierno, para construir juntos esas soluciones y revisar los que actualmente tenemos y fortalecer así nuestras instituciones”.

Por ahí los mensajes, los compromisos, que es deseable que cuajen y se conviertan en hechos. Que así sea.

Aquí se queda… ¡aquí entre nos!

Noticias relacionadas

Capula y la utopía fugaz de la cultura

martes 15 de enero de 2019